martes, 23 de febrero de 2010

Subestimar.

¿Qué pasa por esas cabezas? ¿Qué es lo que maquinan esas neuronas?
¿Por qué, a ustedes, cualquier situación fuera de lo habitual, los paranoiquea, los escandaliza y salen corriendo a protegernos? ¿A protegernos? ¿De qué?
Digo, de pronto, me parece, interpreto, pienso, siento que..
Las cosas pasan y siguen pasando, más allá de nuestra cercanía a los hechos.
No es tan difícil de entender eso, es muy simple. La gente se mueva, actúa, las cosas pasan y a veces nos afectan, de cerca, de lejos y otras tantas ni nos enteramos.
Pero pasan! Pasan y seguirán pasando, no pueden hacer nada!
Ya esta, somos responsables de lo que hacemos. No más cuatro, ocho, doce años.
A ver, vamos a los hechos:
¿Por qué si uno de los nuestros fuma, todos somos fumadores de un momento a otro?
¿Por qué si algún conocido se droga, en cualquier momento somos el Pity Alvarez?
¿Por qué si alguien cercano tiene un accidente vial, somos todos Rodrigos (?) en potencia?
¿Por qué si cualquiera cae en coma alcohólico, el sábado hay posibilidades de ser unos Burritos Ortegas cualquiera?
¿Por qué si un pendejo/a deja/queda embarazada, de buenas a primeras somos todos futuros padres adolescentes?


No lo entiendo.
En algún punto es subestimarnos..
Y en otro punto, retomando la idea de otro post, no se dan cuenta que sabemos los peligros que nos rodean y estamos mucho más aptos para enfrentarlos que ellos.
Todo porque fallaron.


Todos Re Putos.

1 comentario:

insoportablemente viva dijo...

La clave es tranquilizarse. Pensar. Mirá, ya lo solucionaste. :)
Entiendo tu enojo, pero entendé que estamos hablando de edades diferentes, de sexos diferentes... de familias diferentes.
Te entiendo porque me daría la misma bronca, pero entiendo también que debe ser difícil cumplir el rol de padre/madre.

Tranqui Cumpa, las cosas ya se van a dar a tu favor... si sos un maestro ;) jaja.

Te quiero Goniii :)